Hoy Dos Pinos compite con gran cantidad de productos importados. En Costa Rica compite con 126 marcas de queso, 27 marcas de helados, 22 marcas de yogurt, 100 marcas de jugos y néctares, 10 marcas de leche, entre otras categorías de productos.

Pero aun con la acérrima competencia, La Cooperativa de Productores de Leche Dos Pinos inyecta a la economía rural del país, casi un millón de dólares diarios por la compra de leche a 1.337 asociados productores, 86.% de ellos pequeños y medianos, generando un fuerte impacto en estas zonas productoras de su principal materia prima.

La compra diaria a los asociados productores nacionales es de 1,4 millones de litros de leche– calidad Premium.

De las 1.549 fincas de asociados de Dos Pinos, arriba del 90% son pequeñas unidades que producen no más de 2.000 litros diarios de leche.

Estas fincas se encuentran distribuidas por todas las zonas rurales del país, impactando positivamente a las comunidades circunvecinas y ayudando a que los parámetros de bienestar de estas regiones mejoren.

Por Ley de Asociaciones Cooperativas, Dos Pinos – al igual que todas las cooperativas del país –  no tiene utilidades, sino que los saldos a favor que arroja el cierre del ejercicio económico del año, deben reputarse como ahorros o excedentes que pertenecen a sus miembros.

Por su modelo cooperativo, Dos Pinos tiene el compromiso permanente de comprar toda la producción de leche de sus asociados en una operación 24/7, los 365 días al año.  Es importante resaltar, que ningún asociado concentra más del 1 % del capital social de la cooperativa; esto significa que el 83% del mismo está en manos de pequeños y medianos productores.

Mientras que la actividad en las fincas lecheras de los asociados genera trabajo a 5.600 personas;  la operación industrial de Dos Pinos emplea a más de 5.200 trabajadores, de los cuales 4.722 están en Costa Rica, propiciando un encadenamiento productivo que incluye a más de 70.000 familias y 6.000 proveedores, muchos de ellos Pymes.

Extractado y adaptado de El Mundo.